viernes, 24 de abril de 2009

idea

Este proyecto comenzó a gestarse a partir del interés por resolver un refugio en contacto con la naturaleza para nuestra familia, y sin lugar a dudas, desde nuestra experiencia, Punta Indio era el sitio indicado, un casco urbano sobre el río, escasamente edificado, dominado por un potente entorno natural con todas las señales de no haber sido intervenido en décadas. Luego de casi tres de años de frecuentar el lugar dimos con lo que para nosotros sería el terreno propicio para desarrollar nuestras ideas, un lote baldío al final de una calle sin salida que remata en un pequeño arroyo, el mismo que lo rodea por dos lados. En los recorridos exploratorios que hicimos en aquel momento descubrimos el claro detrás del grupo de cañas que mantenía oculto el lote a la vista desde la calle. La primera impresión que tuvimos estuvo guiada simplemente por la posibilidad de emplazamiento de un obrador o construcción precaria (con un container como candidato), que cumpliera la función de albergue temporario en tanto se construyera, en un futuro abstracto, una vivienda de fin de semana. A partir de contar con el terreno sobre el cual operar, se terminó de perfilar el tipo de intervención que realizaríamos, poniendo particular atención a la conservación de la flora nativa, a la exploración de técnicas constructivas de tradición rural y a la utilización de los propios recursos para materializar las intervenciones que realizaríamos sobre él. Así, El seto al fondo del jardín surge como espacio de investigación y ensayo en diversos campos de acción permitiéndonos incursionar en disciplinas tales como la arquitectura, el diseño, el arte, el paisajismo, la comunicación, etc. Se presenta, por lo tanto, como una plataforma en donde experimentar y producir dentro de los distintos órdenes que constituyen esta práctica englobadora, difícil de clasificar y de límites imprecisos, que seguirá tomando forma con el tiempo mientras preserva cierta cuota de vaguedad al no poder decir, por el momento, qué ideas o intereses ocuparán nuestras mentes en un futuro próximo, en lo que podríamos definir como un final abierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario